miércoles, 21 de diciembre de 2011

Iruya

Llegar a Iruya era uno de los objetivos del viaje por Jujuy, bajo esa mirada del turista que quiere llegar a lugares a los que nunca antes llegó. Fue sorpresivo encontrarme aquí ya al primer día de viaje, a sólo unas 30 horas de haber salido de Buenos Aires.

Las supuestas dificultades de transporte se resolvieron con inmediatez ante la primera alternativa que apareció en la Terminal de San Salvador, a través de la empresa Panamericano de Jujuy S.A. que ofrece un servicio diario de ida y vuelta desde esta ciudad hasta Iruya, haciendo escalas en Humahuaca y Tilcara. También la empresa Iruya S.A. ofrece tres servicios diarios entre Humahuaca e Iruya.

Desde mi alojamiento en Tilcara eran cuatro horas de micro para llegar a Iruya, sin asiento, con calor, con la sensación de la altura, con la inseguridad de un destino desconocido, tanto que no estuve seguro de continuar hasta el final.

Desde Humahuaca avanzamos hacia el norte por el pavimento de la Ruta Nacional 9 unos 27 kms. y luego un camino de ripio de 50 kms. hasta llegar a Iruya.

Mi plan era estar un par de horas y regresar el mismo día, pero al descender del micro frente a la iglesia nos ofrecieron alojamientos muy económicos, aprovechando la baja temporada turística, y decidí quedarme al menos una noche.

El recorrido por la ruta fuimos atravesando primero una estepa con laderas suaves cubiertas de piedras y pastos ralos. Llegamos a nuestra primera parada en Iturbe, un viejo pueblo que fue terminal ferroviaria, y comunicación en mula con Iruya. Seguimos ascendiendo por nuestro camino de ripio hasta Chaupi Rodero.

El Abra del Condor se encuentra a 4 mil metros de altitud, es el punto más alto del recorrido y marca el límite entre las Provincias de Jujuy y de Salta. Ya en tierras salteñas empezamos a descender en una imponente Quebrada del Río Iruya, los paisajes se hicieron más abruptos, el camino más zigzagueante, nuestro conductor nos lleva con una experta tranquilidad.

Incrustada en la barranca, aparece Iruya con la imagen amarilla de su Iglesia como icono distintivo, a 2.780 metros de altitud.

El ingreso al pueblo es por la calle Islas Malvinas que luce su nuevo empedrado e iluminación. En la otra margen, un barrio que va extendiendo sus casitas en las laderas de la montaña.

Iruya es una localidad salteña pero plenamente integrada a la cultura precolombina, que combina el sincretismo religioso entre el culto católico, las celebraciones de la pachamama y la fiesta patronal de la Virgen de Rosario. En la misa en su iglesia colmada de fieles encontramos mujeres kolla y también turistas.


Entre distintas ideas sobre el orígen del término Iruya, se destaca la que afirma su origen en voz quechua o aymara, proveniente de la palabra Iruyoc, osea abundancia de paja.

Se destaca la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario con su estilo colonial. Las calles de Iruya son empinadas, ascendiendo desde la Iglesia hasta el cementerio. A espaldas de la Iglesia encontramos la calle San Martín y por ella recorremos el eje de la localidad. La sede de la policía, el cajero del Banco Macro, la oficina de Correo, el nuevo Hospital Ramón Carrillo, distintos hospedajes, despensas, comedores, una escuela primaria y otra secundaria.

Las calles empedradas y angostas, sin veredas, las casas de adobe, sus faroles de hierro, sus carteles, son una postal perfecta. En la tarde, una pareja de cóndores sobrevuela las montañas de enfrente.

Hay mucha gente caminando las calles, hasta que el sol de la primera hora de la tarde impone una pausa. En la plaza Sargento Rosa Guevara hay juegos para chicos, los pibes juegan a la pelota y unas señoras venden algunas ropas en las veredas.

El pueblo esta creciendo, la actividad turística aumenta, hay construcciones nuevas, muy modestas, incluso creando un barrio nuevo del otro lado del río –gracias al nuevo puente peatonal-. Podemos encontrar distintos alojamientos, desde la hostería arriba del pueblo, hasta habitaciones compartidas más económicas.

Por suerte, no hay abastecimiento de combustible y casi no hay autos, en sus calles algún camión descarga abastecimientos. Las despensas ofrecen de todo un poco, desde bebidas, fiambres, frutas, algo de ropa.

Algunos lugares ofrecen un menú de estilo más turístico, pero el mejor lugar son los comedores donde concurre la gente del lugar. Unos fideos, algo de carne, pollo, arroz, son platos habituales.

El futbol es una actividad importante. Cada fin de semana se desarrolla el campeonato local donde participan 13 equipos de distintas localidades vecinas, también hay competencias de infantiles, mujeres y veteranos. El Club Deportivo Iruya tiene su cancha.

Yendo hacia el cementerio y luego siguiendo el sendero ascendente podemos llegar al mirador que nos ofrece una vista panorámica de Iruya y todo el entorno. Los colores cambian según las horas del día y los ángulos del sol, los pliegues de las montañas y las vetas de los minerales. El cementerio local ofrece el colorido de las flores sobre sus tumbas.

El recorrido más sugerido es dirigirnos hacia San Isidro, por un camino y sendero entre piedras, a 8 kilómetros. Debemos avanzar por el Río Iruya, en un camino que sale desde la plaza, cruza el Río Milmahuasi y avanza hacia el este.

Al regresar a Iruya nos da oportunidad de recorrerla un poco más, meternos en alguno de sus pasajes. Visitar el Museo privado de la Familia Federico, en una casa típica construida en 1903. Allí encontramos mobiliario y objetos domésticos y de trabajo de la época, pero lo más interesante es su galería fotográfica, donde queda documentadas imágenes de la localidad, familiares, de viajes.

La pastelería ofrece una variedad de dulces caseros como biscochuelos, alfajores, gelatinas, buñuelos, harina cocida, maicenas, galletitas, empanadillas.

En la mañana temprano, unas gallinas pueden recorrer las calles solitarias del pueblo. Desde la otra margen del Río, luego de cruzar por el puente peatonal, tenemos las mejores panorámicas de Iruya. Aquí esta la cancha de fútbol, también una nueva iglesia, sus calles son más irregulares.


Ver Noroeste - Argentina en un mapa ampliado

GALERIA FOTOGRAFICA



DATOS UTILES

No hay comentarios:

Publicar un comentario