sábado, 17 de agosto de 2013

Amelita Baltar y La Grela en el Festival de Tango 2013

Dicen que no hay ideas o que no debería haberlas, que todo se reduce a cosas y a gestión, que lo significativo es lo que tiene repercusión mediática. Habría que preguntarse entonces tomando la oportunidad de este Festival de Tango si esto es solo una cosa o es una política.
Hay una gestión que debe manejarse entre las valoraciones artísticas y los criterios presupuestarios, para organizar el Festival. Ponerlo bajo la dirección de un músico en lugar de un funcionario político, es una idea que privilegia lo artístico a lo partidario, la creatividad a la estrategia electoral.

La idea del Festival y Mundial de Tango ha atravesado distintas gestiones de gobierno, siempre creciendo en programación, con una propuesta abierta para difundir el Tango y el baile como emblemas de la Ciudad y que trascienda a todo el país y el exterior. Que este sea uno de los pocos festivales completamente gratuitos que se realizan en nuestro país también es una idea fuerte.

No es mucha la repercusión que el Festival tiene en el mundo virtual de los medios, quizás sea interesante descubrir estas realidades que ocurren casi fuera de cámara, ninguneadas por quienes administran el rating, por los que creen que no hay ideas.

Tampoco hay que abusar de la publicidad, no hace falta saturar con la identificación de quienes organizan, es un mensaje que de tan reiterado resulta molesto y provoca rechazo.

Vamos ahora si al escenario del Centro de Exposiciones en la tarde-noche del jueves que tuvo como protagonistas a Tanghetto, a Hernán Genovese, al quinteto La Grela y un cierre de lujo con Amelita Baltar.

Son tantas las propuestas que se hace difícil asistir a todas. De Tanghetto podemos comentar que presentó su reciente álbum, Incidental Tango, con el que viene recorriendo América y Europa en el presente año. Han ganado los Premios Gardel en 2009 y en 2012.  Incidental Tango es un trabajo conceptual que refleja de qué manera la sonoridad del tango en todas sus formas se convierte en la banda de sonido de nuestra vida en Buenos Aires.

A continuación se presentó Hernán Genovese, un cantor joven que honra la tradición del cantor con guitarras, representa el nexo entre el estilo depurado de los vocalistas del 40 y los nuevos aires tangueros. Intérprete tradicional y moderno, autor y compositor, presenta su segundo trabajo discográfico: De púa y corazón, un CD dedicado a la obra del guitarrista Roberto Grela. Lo acompañará el cuarteto integrado por Pablo Alessia y Aníbal Corniglio (guitarras), Joaquín Althabe (guitarrón) y Manuel Gómez (contrabajo).


QUINTETO LA GRELA


El Quinteto La Grela esta integrado por Pablo Fraguela (piano y dirección), Ricardo Cánepa (contrabajo), Ramón Maschio (guitarra), Rubén Slonimsky (bandoneón) y Diego Tejedor (violín). Interpretaron algunos temas reconocidos y obras propias principalmente de su guitarrista Ramón Maschio, están terminando la edición de su nuevo trabajo en estudios.

Con un estilo de muchos arreglos instrumentales que expusieron el virtuosismo de sus músicos, combinado estilos que mostraron influencias de otros géneros lucieron y nos dejaron con ganas de algún bis más.

AMELITA BALTAR

Con su presencia y su voz en el escenario Amelita Baltar es una de las numerosas personalidades que prestigian al Festival. En su actuación presentó temas clásicos de Piazzolla y Ferrer infaltables de su repertorio como Balada para un loco, Preludio para el año 3001, Balada para mi muerte, y también temas propios de su reciente obra “El nuevo rumbo” que tuvo como invitados en estudios a Fernando Ruiz Díaz y a Fito Páez.

Con locuacidad presentó cada tema, recordó sus inicios como cantante de folclore, veneró su barrio de Recoleta, su vínculo artístico con Astor Piazzolla, su agradecimiento al público y presentó a cada uno de sus músicos.

Con la dirección de su guitarrista Sebastián Barbui, estuvo acompañada por excelentes músicos como Aldo Saralegui (piano), Ariel Hernández (bandoneón), Demián González (batería), Estanislao López (bajo) y  para cantar dos temas en homenaje a Eduardo Falú la acompañó Martín Robbio (piano), en un repertorio que tuvo tangos, baladas, folclore y hasta una fusión entre el tango y rock.


GALERIA DE FOTOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario