martes, 18 de marzo de 2014

Museo del Molino Nant Fach, Trevelín, Ruta 259

Camino desde Trevelín hacía el sur, seguimos el curso de la Ruta Provincial 259 que se desvía hacia el oeste, rumbo a Los Cipreses y el Paso fronterizo Río Encuentro. En nuestro recorrido encontramos el Museo del Molino Nant Fach, un emprendimiento privado donde se recrea la historia de la población galesa en la región, antiguos cultivos y molinos de trigo. Este museo y molino fue construido por descendientes del pionero gales Thomas Dalar Evans que llegó a este valle en 1894.

Una gran casa de madera, paredes de troncos, techo de tejuelas oscuras sirve para reconstruir los antiguos molinos galeses, alimentada por un desvío del Río Nant Fach que hace girar su gran rueda de madera y transmitir su fuerza a las distintas máquinas que sirven para transformar las espigas de trigo en harina.

Cada hora en temporada de verano, por las tardes, se realiza una visita guiada. Es un museo privado y la entrada tiene un costo de 40 pesos (febrero 2014).

Los inmigrantes galeses llegaron a la actúan zona de Puerto Madryn a partir de 1865, buscando la libertad que el dominio ingles no les permitía en su patria, conocedores de la agricultura del trigo. Alentados también por los premios internacionales a la calidad recibidos por sus cultivos.

Emprendieron la marcha hacia el oeste, siguiendo el curso del Río Chubut buscando unos valles precordilleranos que encontraron en la zona actual de Trevelín. Por ello estas tierras fueron denominadas Valle 16 de octubre. Aquí se asentaron alrededor de 1888 y fueron a fines del siglo XIX construyendo varios importantes molinos como el Molino Andes hoy reconvertido en el recientemente reinaugurado Museo Regional de Trevelin.

La visita al Museo del Molino permite ver en marcha todo el proceso de molienda, máquinas históricas, también recuerdos de la cultura y modos de vida de los pobladores galeses, sus clásicas vajillas, sus pianolas, máquinas de coser, planchas, cocina económica, mobiliarios, fotografías de los pioneros.

La crisis de la producción triguera llegó con la gran depresión de 1929-1930, y terminó por completarse con la llega por tren del trigo bonaerense mucho más económico y beneficiado por subsidios implementados en la década del 40. En el medio terciaron los intereses de grandes corporaciones. Allí los molinos galeses fueron entrando en crisis, alguno se vendió y otros se cerraron.

La historia se puebla de leyendas y mitos que dan un sentido un poco novelesco e indemostrable, pero también simpático al relato de nuestro guía.

Museo del Molino Nant Fach
www.cpatagonia.com/trevelin/molino/


MAPAS





No hay comentarios:

Publicar un comentario