martes, 9 de septiembre de 2014

Jardín Botánico porteño

Una visita en invierno al jardín botánico siempre trae un poco de relajación para disfrutar de sus extraordinarias arboledas y especies autóctonas. Llegada la primavera, durante el mes de septiembre, está celebrando sus 116 años de su apertura.



Ocupa una superficie de más de 7 hectáreas y alberga unas 6.000 especies vegetales, además de una biblioteca de botánica, tres jardines de estilo (uno francés, uno romano y uno oriental), un herbario, cinco invernaderos (el mayor de ellos, de estilo Art Nouveau, fue premiado en la Exposición Universal de París de 1900), una gran colección de esculturas y una casona de estilo inglés, en la que se realizan muestras de arte temporarias y talleres.

el paisajista francés Carlos Thays
Por otra parte, allí también funciona la Escuela de Jardinería del Gobierno de la Ciudad.
Inaugurado en 1898, fue diseñado por el paisajista francés Carlos Thays, autor del trazado de algunos de los espacios verdes más importantes de Buenos Aires.


Pasear por sus senderos es una buena oportunidad para conocer más sobre la flora autóctona. De su colección de ejemplares, se destacan por su antigüedad especies nativas como tipa, cedro salteño, ibirá-puitá, chichita, quebracho colorado, carnaval y aguaribay.
La Saturnalia



Grupo escultórico que pertenece al italiano Ernesto Biondi (1854-1917) y cuyo original se encuentra expuesto en la Galería de Arte Moderno en Roma. La obra que se encuentra en el Jardín Botánico es calco realizado en bronce a la cera perdida, y fue donada al Museo Nacional de Bellas Artes en 1963. La escultura representa una escena de la celebración religiosa pagana que anualmente llevaban a cabo los antiguos romanos, realizada en honor al dios Saturno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario